Incluye algunos minutos de meditación a diario y elimina el estrés de tu vida. Para iniciar, toma en cuenta estos puntos.

Un estudio difundido por el sitio health.harvard.edu indica que la meditación tiene muchos beneficios físicos y psicológicos, e incluso compara sus beneficios con los de tomar vacaciones. Ambas pueden reducir la ansiedad, depresión, el estrés y dolor físico, pero la meditación además incrementa las respuestas inmunológias del organismo, y eso no es todo, sino que en comparación con las vacaciones, la meditación puede permite extender los beneficios mientras se practique; con las vacaciones sólo es momentáneo pues nadie tiene vacaciones constantes.

Anímate a incluir la meditación en tu vida. Si eres principiante, toma en cuenta estos puntos.

  • LUGAR. El espacio debe ser apacible, sin televisión, celular ni otros aparatos, pero sí con plantas o flores naturales, para estar en contacto con la naturaleza.
  • TIEMPO. Apégate a un horario fijo, es mejor por las mañanas después de bañarte y antes de desayunar. Comienza con cinco minutos diarios una o dos veces al día, después de un tiempo lograrás hacerlo por 30 minutos.
  • POSICIÓN CÓMODA. Puede ser loto o medio loto, pero si nunca antes lo has practicado, sólo siéntate en el suelo sobre un tapete o cojín. También puedes sentarte en una silla con la espalda recta.
  • RESPIRACIÓN. Inhala lento y profundo, luego exhala lentamente. Presta atención a cómo entra y sale el aire de tu nariz. Otra manera de despejar la mente es repetir un mantra, el más común es «om».
  • ESPACIO INTERIOR. La primera etapa de la meditación busca tener claridad mental, aunque parezca que no haces nada, al concentrarte en vaciar tu mente y no pensar en lo que te estresa, ya estás meditando.

Si no tienes tiempo de meditar al comenzar el día, hazlo antes de irte a la cama y complementa con una rutina para dormir mejor. En poco tiempo notarás los beneficios.