¿Tu mascota tiene problemas de conducta?

Los malos comportamientos de tu mejor amigo pueden tratar de decirte algo importante. Te ayudamos a entenderlos.

Muchas de sus acciones que parecerían un capricho, travesura o mal comportamiento podrían ser un grito de ayuda, señal de que hay algo que le molesta, le duele o se necesita trabajar. 

Te presentamos algunos de los comportamientos problemáticos más comunes en las mascotas y cuál es su significado.

perro

PERROS

Tirar de la correa: Un exceso de alegría, miedo o agresividad puede llevar a tu perro a tirar de la correa durante sus paseos. Apóyate con técnicas de recompensa: si camina al lado de ti prémialo con una; si avanza, paras y cuando recupere su posición, lo recompensas.

Destruir cosas: En perros adultos puede indicar estrés o alguna libertad comprometida.

Una vida con buena alimentación, ejercicio y socialización con otros perros puede ayudarte a mejorar estos comportamientos.

gato

GATOS

Morder si lo acarician: Los gatos ponen un alto a las sensaciones que les molestan.

Por ejemplo, si te muerde ligeramente mientras le están acariciando zonas que no le gustan; es mejor que te detengas, pues pueden volverse más fuertes.

Ponerse demasiado inquieto: Si tu gato salta y corre por las noches, puede tratarse de una acumulación de energía, dale juguetes y estimúlalo durante el día. También puede ser una infestación de parásitos y está intentando aliviar su comezón. Es necesario llevarlo al veterinario.

loro

LOROS

Vocalizar excesivamente: Los loros tienden a sufrir ansiedad por separación y se hacen dependientes de una persona. Es común que cuando sales de la habitación griten para llamar tu atención, por lo que es importante que desde el inicio interactúen con más gente.

Soltar picotazos: Si tu loro suelta picotazos a otros miembros de la familia, puede ser apego exagerado contigo y sienta celos, incluso de otras mascotas.

Erizar sus plumas o abrir el pico en exceso también son señales de esto.

HAMMSTER

HÁMSTERES

Morder manos o barrotes: Un hámster muerde las manos de las personas generalmente cuando no está domesticado o cuando huele comida.

Cuando muerde los barrotes de su jaula puede que se sienta solo, incómodo o la jaula le queda chica. Uns solución puede ser un cartón para morder sin lastimarse, cambiarlo a una jaula más grande o sacarlo a estirar sus patitas.

Matar a sus crías: Principalmente pasa con las hembras de hámster dorado si son molestadas durante la crianza, ya que son animales sensibles al estrés y responden de forma brusca, comiéndose a sus crías si piensan que no son viables. En cautividad llega a suceder más este comportamiento.

CONEJO

CONEJOS

Gruñirte: Lo hacen cuando se sienten en peligro. Si lo hace cuando te acercas, no estás respetando su espacio. Lo mejor es ganarte su confianza poco a poco.

Tirar patadas: Suelen hacerlo cuando tienen miedo, para avisar a otros conejos del peligro. Toma en cuenta esta reacción y no lo asustes. Háblale con voz dulce y no le cortes el paso, pues puede resultarle invasivo.

 

Sea cual sea tu mascota y su problema de conducta, tenle paciencia y trátalo con cariño. Si el problema no se va resolviendo, busca ayuda profesional, pero no abandones a tu pequeño compañero. ¡Sí se puede!