¡Que no pasen frío!

En las estaciones más frías del año, nuestros fieles compañeros de cuatro patas merecen un cuidado especial. Descubre 7 tips sobre cómo protegerlos durante el invierno; asegurémonos de que nuestros perros y gatos disfruten del invierno tanto como nosotros.

1. Prepara un refugio adecuado

Asegúrate que tengan un lugar cálido y seco donde permanecer. Podría ser al aire libre con algún aislamiento adecuado o uno acogedor dentro de tu hogar.

2. Considera abrigo extra

Algunas razas de gatos y perros pueden necesitar abrigos o suéteres. Asegúrate que sean cómodos y que no restrinjan sus movimientos.

3. Sé prudente con los paseos

Limita la exposición de tus mascotas al frío y la lluvia. Si es posible, elige las horas más cálidas del día para sacarlos a pasear y al regresar, lava y seca sus patitas para evitar irritaciones o congelación. Considera el uso de bálsamos protectores.

4. Evita lugares peligrosos

En épocas de lluvia, aléjalo de zonas con charcos y agua estancada. También, ten precaución con el hielo en el suelo, ya que puede ser resbaladizo

5. Juega más en interiores

Cuando el clima no sea el adecuado, juega con tus mascotas en interiores. Proporciona juguetes y actividades que los mantengan mentalmente estimulados.

6. Pon atención a signos de malestar

Conoce los signos de hipotermia o problemas de salud relacionados con el frío, como temblores, letargo, dificultad para respirar o piel fría al tacto. Si notas alguno, busca ayuda veterinaria de inmediato.