Las condiciones climáticas adversas del invierno impactan a todos: nosotros nos resguardamos en casa y nuestras mascotas buscan calor. Pero no olvidemos a nuestras plantas, también son vulnerables ante el frío.

Plantas exteriores que debes resguardar

Hay plantas de exterior que se deben proteger dentro del hogar durante el invierno para que no se dañen por el frío y las heladas. Algunas de éstas incluyen:

Tropicales

Plantas como las palmeras, las orquídeas y las plataneras, son muy susceptibles al frío y deben llevarse adentro durante el invierno.

Suculentas

Cualquier variación de cactus y suculentas pueden tolerar el frío un poco mejor que las plantas tropicales, pero hay que resguardarlas adentro si es posible.

Florales

Las plantas con flores, como los geranios, las petunias y las begonias, también deben ingresar al hogar durante las bajas temperaturas y posibles heladas.

¿Y si no puedo resguardarlas?

La cantidad de agua que necesitan en invierno depende del tipo de planta, el tamaño de la maceta y las condiciones ambientales. En invierno debes regarlas cuando la tierra se sienta seca al tacto. Evita regarlas en exceso, pues puede provocar la pudrición de las raíces.

Cúbrelas con una manta o plástico. Ayudará a mantener el calor dentro de las plantas.

Riega las plantas profundamente antes de que llegue una helada. De esta forma las raíces almacenarán agua y podrán soportar el frío.

Coloca mantillo a su alrededor. Ayudará a proteger las raíces del frío.

Sitúa las plantas en un lugar protegido del viento. El viento puede secar las plantas y hacerlas más susceptibles al daño del frío.