¡Cuida tu memoria!

El Alzheimer es una enfermedad que cada vez se vuelve más común. En esta ocasión, te ayudamos a mantener en buen estado la salud de tu cerebro y te decimos si esta enfermedad se puede prevenir.

Con el fin de difundir información, generar conocimiento y concienciar a la población sobre la enfermedad, desde 1994, la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de Alzheimer establecieron el 21 de septiembre como el Día Mundial del Alzheimer.

¿Es posible prevenirlo?

La edad y ciertos aspectos genéticos son los principales factores que influyen en el riesgo para desarrollar Alzheimer, pero no  quiere decir que son determinantes. Actualmente la medicina relaciona la salud cardiovascular con la salud cerebral, por lo que los doctores recomiendan controlar los factores de riesgo cardiovascular para mantener nuestro cerebro en forma.

Controlar la hipertensión, el colesterol, la obesidad y la diabetes, llevar una alimentación saludable, acabar con el sedentarismo, dejar el tabaco, mantener una vida social activa y estimular nuestra mente son cosas que ayudará a nuestro cerebro a estar más sano y reducir las posibilidades de desarrollar este tipo de enfermedades.

Practica estos ejercicios para mantener activa tu memoria.

¡Muévete!

John J. Ratey, uno de los neuropsiquiatras más famosos a nivel mundial, profesor e investigador de la Escuela de Medicina de Harvard, plantea la urgencia de activar el cuerpo para que el cerebro no envejezca antes de tiempo.

De acuerdo con otro estudio reciente publicado en la revista científica Current Biology, el ejercicio físico realizado cuatro horas después de haber aprendido algo, mejora la memoria y aumenta la actividad del hipocampo, una de las regiones claves del cerebro para recuperar recuerdos e información aprendida.

Duerme lo necesario con regularidad

Las mismas neuronas que se activan para registrar lo que aprendemos, se vuelven a activar cuando dormimos. Así que dormir, sobre todo después de aprender algo nuevo, potencia la formación y estabilización de la memoria. Puede bastar una siesta, pero dormir periodos más largos es más beneficioso para la memoria.

Entrena la memoria de trabajo

La filosofía y las matemáticas promueven este tipo de memoria, ligada a la capacidad de razonar y resolver problemas nuevos. Al practicarla se aumentan las conexiones cerebrales entre ambos hemisferios cerebrales.

Aprende con preguntas

Contestar preguntas te ayuda a concentrar tu atención y a buscar la información, incluso en tus propios recuerdos.

Practica frecuentemente el recuerdo

Dicen que recordar es volver a vivir, y te ayuda a seguir aprendiendo, sobre todo, si lo haces conscientemente con la información recién aprendida. ¡Desarrolla este hábito! Rememora.

Evita el exceso de grasas

Cuida la cantidad de calorías que consumes al día: las dietas altas en grasas evitan la formación de la memoria en el hipocampo y la corteza cerebral.

 

¿Sabías que…?

De acuerdo a la Secretaría de Salud, en México más de 350,000 personas tienen esta Alzheimer.