Tu hogar minimalista

Líneas rectas, espacios luminosos y formas simples pero elegantes son la base de este estilo. Logra esta tendencia en todos los espacios de tu hogar con las sugerencias que tenemos para ti.

Libre, armónico y sin ornamentación exagerada, el estilo minimalista sigue vigente en decoración de interiores. Ideal para casas de todos los tamaños por su cualidad de aportar luminosidad, amplitud y pureza. El estilo consiste en reducir los adornos y optar por una decoración esencial, sobria y ordenada, con el mínimo número de elementos y pensando en la funcionalidad. Las estructuras de los muebles y piezas decorativas deben ser «orgánicas», en otras palabras, diseñados con líneas rectas y largas.

El material del mobiliario puede ser madera, vidrio y acero. Por ejemplo, en este comedor, las líneas rectas en acero y la transparencia del vidrio se combinan para dar un toque moderno; el juego de mesas conserva el estilo, con colores neutros.

Acentúa en colores vivos

Los colores ideales para este tipo de decoración son el blanco, gris y el negro, pero la tendencia ha ido incluyendo tonos vibrantes en cojines, tapetes o muebles, sólo como acentos de color y sin repetirlos en varios elementos. Atrévete a incluir sillas tapizadas, aportan calidez al espacio. Mira estas opciones para renovar tu comedor con este estilo.

Textiles y cuadros están permitidos

Si quieres incluir textiles, por ejemplo cortinas en lugar de persianas, elige texturas lisas y tonos monocromáticos. En el entendido de evitar todo adorno sobrante, procura mantener las paredes despejadas y sólo con algún elemento protagonista como un cuadro o un espejo.

Como puedes observar, la propuesta actual del minimalismo es conservar los espacios lo más limpios y luminosos, pero se pueden sumar otros elementos, incluso textiles, que conserven los tonos neutros, no sautren la decoración y agreguen calidez a los espacios, como en la sala de la foto principal.