Propiedades del limón

Este ingrediente gracias a sus característico sabor, se utiliza en la gastronomía y la repostería y ofrece muchos beneficios para tu salud.

Todas las partes del limón son aprovechables: el jugo, por ejemplo, se emplea como ingrediente y como aderezo en platillos, bebidas (con y sin alcohol), infusiones, ensaladas, pescados, carnes, postres y más, mientras que la cáscara se utiliza en la perfumería.

Por cada 100 gr se compone de 95 gr de agua, .38 gr de proteínas, .5 gr de fibra; contiene 24 kcal; fósforo y magnesio en 6mg, calcio en 7.g y citamina C en 46 mg.

Se le han atribuido propiedades medicinales para el aparato digestivo y circulatorio, también como un diurético, depurativo y antifúngico, entre otros, pero su mayor beneficio es para el aparato respiratorio. Su principal aporte es la vitamina C, lo que lo ha llevado a ser muy recomendado en las temporadas de frío y cuando haya problemas en vías respiratorias.

Esta vitamina C también le da la capacidad de regenerar glóbulos bancos, lo cual potencia las defensas del organismo para prevenir otras enfermedades, aunque no sean respiratorias.

Así que ya sabes, si necesitas una buena dosis de vitamina C, agrega a tus preparaciones dulces o saladas limones frescos. Cuando los compres, elige los que tengan la cáscara más lisa, esos tienen más jugo.