Unos minutos de calma y relajación practicando yoga traerá beneficios físicos y mentales para ti y tu bebé. Anímate a probarlo.

Todo lo que sientes durante el embarazo tiene un efecto directo en tu bebé, pero unos minutos de calma y relajación, así sea sólo durante tu clase de yoga, podrían tener un gran impacto en tu estado de ánimo y en tu salud.

Ana Paula Domímguez, fundadora y directora del Instituto Mexicano de Yoga, explicó en su columna «Cuídate» que si tú te enojas, tu bebé recibe la vibración del enojo, pero si tú estás tranquila, tu bebé recibirá la sensación de calma. Así pasa también con la actividad física que realices: él percibe lo que está sucediendo, y por eso practicar yoga durante el embarazo te perminitá relajarte y estar en cntacto con tu bebé.

  • Algunos de los beneficios que menciona en su columna son:
  • Ayudar a encontrar paz en momentos de desequilibrio emocional.
  • Establecer una conexión profunda con tu bebé.
  • Aprender a respirar y ser más flexible, de gran ayuda durante el parto.