¿Spray, mousse, gel o cera?

Cada estilizador le dará un efecto distinto a tu cabello, pero si no lo eliges bien no lograrás el peinado perfecto. La textura que quieres te indicará qué debes usar: Gel, mousse, cera y aerosol. Checa estas recomendaciones.

No creas que eres el único hombre que cuando llega al pasillo donde se encuentran los estilizadores se queda sorprendido por la cantidad de productos que encuentra. Algunos productos mencionan para qué tipo de cabello sirven, pero no hay más información, y en consecuencia, muchos tardamos en encontrar el que necesitamos. Si tu cabello no luce como quisieras, probablemente el problema sea la elección de un fijador para cabello.

Sus principales características son las siguientes: fijación, maleabilidad, efecto natural, brillo y volumen. Y si es importante elegirlo considerando tu tipo de cabello (delgado, grueso, rizado, seco, graso, longitud…), también lo es pensar en el efecto que deseas, por ejemplo, a algunos les gusta la apariencia de cabello húmedo y fijo, por el contrario, otros se inclinan por una cabellera seca y sólo modelada. Conoce cuál es el mejor fijador para tu look:

GEL

El favorito de muchos, pues de todos los productos es el que le da a tu cabello mayor aspecto de humedad durante todo el día. Posee buena fijación, y por eso es excelente para cabelleras difíciles de domar o peinados que exijan mucha fijación y brillo: tipo rocabilly o de los 50. Para peinados de estilo casual, aplícalo con tus dedos sobre el cabello húmedo, y en caso de buscar algo más formal usa un peine.

MOUSSE

Es ideal para quienes tienen el cabello muy delgado, pues da volumen, así como para quienes buscan un aspecto natural en el cabello rizado. Esta espuma también necesita ser aplicada en cabello húmedo. Vierte un poco en la palma de tu mano y distribúyela con tus dedos sobre tu cabello, y aprieta un poco con tu mano para ayudar a formar los chinos.

AEROSOL

Proporciona volumen a la cabellera, por eso quienes tiene cabellos finos podrán sacarle mucho provecho. Posee alto grado de fijación y es una buena opción si quieres intentar un peinado «despeinado», si lo usas sobre cabello húmedo; también lo puedes aplicar sobre cabello seco si tu corte de cabello es asimétrico o con mechas, para definirlas, o al finalizar todo el peinado para que mantengan su forma; sólo toma en cuenta que debes rociarlo a una distancia de 30 centímetros, para no concentrar el fijador en una sola área y no dañar la raíz.

CERAS Y CREMAS

En la actualidad son muy utilizadas porque ayudan a formar peinados casuales y relajados, o más naturales, en caso de las cremas; una de sus principales virtudes es que tardan muy poco en secarse. Hay ceras mate, ideales para cabello lacio porque aportan fijación moderada; ceras de fijación media, para cabellos ondulados porque controla los rizos sin dejarlos tiesos, y ceras de alta fijación, para peinados lacios o chinos muy estructurados y con mucho brillo. El truco para que tu cabello no luzca sucio es aplicar las ceras sobre cabello húmedo y en poca cantidad. Toma en cuenta que algunas ceras son grasosas (las que son de base aceite) por lo que no son recomendables para cuero cabelludo graso, si es tu caso, mejor busca una con base de agua.

Finalmente, un par de consejos: sea cual sea tu elección lo mejor es nunca aplicarlo cerca del cuero cabelludo, y nunca te excedas: aparte de que puedes afectar la salud de tu cabello, piensa que si abusas del fijador los residuos serán mayores.

Te puede interesar La barba que va con tu rostro