¡A correr! Tips para principiantes

Además de bajar de peso y aumentar la sensación de bienestar, correr disminuye el riesgo de un infarto, la posibilidad de padecer asma y contraer enfermedades respiratorias.

Si uno de tus propósitos de Año Nuevo fue «correr todos los días», para empezar sólo necesitas ponerte los tenis. No necesitas hacerlo diario, con tres a cinco días a la semana, de 20 a 30 minutos, lograrás mejorar tu salud, bajar de peso y aumentar la densidad ósea. Aquí te presentamos los secretos para cumplir con éxito tu propósito.

Hazlo en compañía

Para motivarte, busca un compañero, que puede ser tu hermana, tu mamá o tu pareja, así los dos se echan porras para levantarse temprano o pararse del sillón y empezar a moverse.

Encuentra tu ritmo

Todos sabemos correr, pero no tenemos claro a qué velocidad hacerlo. Mantente en un paso en el que puedas conversar. Si te quedas sin aliento, ve más despacio.

No corras diario

Es cierto que las metas se alcanzan a través de la práctica y las repeticiones, pero excederte, aunque sea en algo bueno, puede convertirse en una lesión.

No tienes que ir lejos

Mide tus logros según el tiempo total de la carrera y no por la distancia. Así, aunque no hayas recorrido los kilómetros que tenías en mente, estarás satisfecho por haber completado tu entrenamiento y te sentirás motivado para volver a correr.